SURYA NAMASKAR

Yo, más que “Saludo al Sol” lo traduciría como “Yo me postro ante el Dios Sol”.

Precisamente en esta época del año, días después del tan polémico cambio de hora, se hace más evidente, aún si cabe, la importancia e influencia de la luz del sol en nuestro estado de ánimo, nivel de energía y ritmo de vida. Es innegable que el sol es imprescindible para que se dé la Vida en este planeta.

Surya Namaskar consiste originariamente en una oración dedicada al Dios Surya, el Sol.

De hecho, el “saludo al sol” físico, la secuencia de posturas (asana) que hoy en día en muchas escuelas de yoga supone el eje central de la práctica más extendida en Occidente, tiene su origen en el s.XX y no existen evidencias de ella en los antiguos tratados sobre Yoga como el como el Gueranda Samhita o el Hatha Yoga Pradipika.

Surya Namaskar es una secuencia dinámica compuesta por 12 posiciones, cada una de ellas corresponde a un signo del zodiaco y hacen referencia a cada una de las 12 encarnaciones del Dios Surya a lo largo de su recorrido alrededor de la esfera terrestre. El doce también hace referencia a las 12 horas del día (durante los equinoccios).

En su origen, el Yoga era una práctica más mental en la que se combinaban las visualizaciones (imágenes mentales), drishtis (puntos de enfoque de la consciencia) y mantras (proyecciones de la mente en una vibración determinada). En cada posición, recitamos un mantra o un Bija-mantra, y visualizamos un chakra, dirigiendo nuestra consciencia hacia su situación en el cuerpo físico.

Todos esos elementos los podemos añadir a la práctica puramente física que probablemente ya conocemos y como resultado de la unión de todo esto, resultaría una práctica de yoga: Asana, Pranayama, Mudra, Bandha y Mantra.

La leyenda cuenta que Hanuman el mono héroe que acompaña a Rama en su aventura conocida como el Ramayana, cuando era un “bebé monito”, abrió los ojos, miró al cielo y quedó fascinado por el Sol. Pensó que el Sol era un mango especialmente brillante. Así que comenzó a empujarse con sus poderosas piernas de mono y estiró completamente sus largos brazos y saltó y saltó y siguió esforzándose para alcanzar el sol hasta que lo logró, incluso como un bebé Hanuman tenía una fuerza supernatural.

 En cuanto lo alcanzó se metió el sol a la boca y comenzó a comerlo, causando que el universo se oscureciera, lo que alertó a los dioses de que algo estaba mal. El sol escalaba por la boca de Hanuman, pero el mono terco lo sostenía hasta que el dios Indra envió su rayo de diamante o vajra directamente a la quijada de Hanuman.

 Sólo así Hanuman abrió su boca y el Sol regresó a su lugar y con ello la luz al Universo. Pero el vajra lo hirió en su quijada, dándole su nombre Hanuman el que tiene su quijada rota. Los dioses se sintieron mal de haber herido al mono así que, cuando sirvió a Rama, le recompensaron con sus poderes especiales de fuerza, velocidad, poder cambiar de forma, el regalo del celibato, una memoria prodigiosa, un amante verdadero y servicial de Dios.

Al crecer Hanuman necesitaba ser educado y su madre preguntó ¿Por qué no Surya? Así que Hanuman le pregunto al Sol si lo podía aceptar como su alumno. El Sol contestó que no podía ser su maestro, no por el incidente sino porque tenía que estar en constante movimiento, no se podía detener a enseñarle ¿Cómo puedes aprender efectivamente cuando me estoy moviendo? Hanuman le contestó ¿Y si puedo seguir tu ritmo? ¿Me aceptarías como maestro? A lo que el Sol contestó, -no serás capaz, pero está bien.

 Hanuman voló y se posicionó con su cara hacia Surya, y Surya, que apreciaba la persistencia en un estudiante comenzó a moverse en el cielo expandiendo escrituraras al mismo tiempo. Así que esto significaba que Hanuman siempre viajaba hacia atrás con su cara hacia el maestro. Mostrando así un gran respeto al maestro, al que no se le debe dar la espalda, porque es de mala educación.

 Así que algunos cuentan que este movimiento hacia atrás de Hanuman hacia Surya es el origen de Surya Namaskar o el Saludo al Sol. Y si lo piensas al hacer tu saludo al sol lo haces en el frente de tu esterilla, y regresas ahí para continuar tu práctica, con la vista al frente siempre.

 Hanuman fue un estudiante tan dedicado que aprendió los Vedas en una semana. Al terminar su enseñanza Surya se negó a aceptar cualquier pago o cuota y dijo “Mirar a un estudiante devoto es mi propia recompensa”. A lo que Hanuman contestó que sólo le podía ofrecer su gratitud y Namaskaras o saludos respetuosos.

Así que Surya Namaskar surge como el”dakshina” de Hanuman para Surya.

Artículo de By Zoe Newel (2014) The Ancient Origins of Surya Namaskar: Sun Salutation, en Yoga International.


Tampoco nos debemos olvidar del aspecto espiritual de la práctica y ese es precisamente en el que hoy me voy a centrar. El reconocimiento de un orden superior, de un elemento creativo y creador, la parte inseparable de un Todo que somos en realidad, la devoción y la rendición del Ego. Ésa parte tan olvidada por los Egos Occidentales y que tanto miedo nos da reconocer. Esa “espiritualidad olvidada” que es la causante de la completa falta de “valores” que sufren las sociedades modernas.

Esa Razón por la que cada mañana debemos postrarnos, reconocer y agradecer:

El Milagro de estar Vivos.

ASANA 1:

PRANAMASANA

”Aum Mitraya Namah”

Om Hraam

Chakra Anahata, corazón, verde.

En la India a veces el Sol es llamado JaganMitra, que significa el “Amigo del Mundo”. El amor que sentimos hacia el Sol es como el que se siente por un verdadero amigo: cuando se ausenta le echamos de menos y estamos deseando volver a experimentar su luz y calidez. Es como cuando aparece el Sol en el cielo después de unos días de lluvia intensa y toda la Naturaleza cambia de manera instantánea, todo el Cosmos se llena de su alegría y su brillo.

Es como el efecto del primer rayo de sol al amanecer sobre nuestro cuerpo que nos transmite calidez y sustento, es un toque mágico, sanador, es como el toque de una madre que calma el llanto de su hijo al instante. El roce de amor y afecto que nos transmite el Dios Sol calma nuestras preocupaciones físicas y mentales, al igual que Krishna hace con Arjuna.

El Dios Sol es el verdadero Amigo de todo el Universo.

ASANA 2:

HASTA UTTANASANA

“Aum Ravaye Namah

Om Hriim

Chakra Vishuddha, garganta, azul.

El Significado de la palabra Ravi es igual a Tej, brillo, resplandor. Es la radiancia que transmiten los hombres buenos, los sabios y los santos. Es el resplandor del Dios Sol. La luz de la Luna, de la estrellas, el calor del fuego, todo eso es el resplandor del sol.

La temperatura corporal y el fuego de nuestro sistema digestivo (Jatharagni) son la presencia del Dios sol en nuestro cuerpo. Los siete puntos de poder (sapta chakra) son el reflejo del Dios Sol. Estos centros energéticos gobiernan nuestra actividad física y mental, son la fuente de energía y calor que posibilitan toda nuestra actividad. Sin esta energía y calor en nuestro cuerpo la vida no sería posible.

Por eso agradecemos y honramos el reflejo del Dios Sol presente en cada uno de nosotros. 

ASANA 3:

PADAHASTASANA

“Aum Suryaya Namah

Om Hruum

Chakra Muladhara, base de la columna, rojo.

El Dios Sol nos trasmite su actividad enérgica, estimulante y extrovertida. Él simboliza la energía Cósmica.

El Dios Surya monta un carro tirado por siete caballos que simbolizan los siete días de la semana y los siete colores del arco-iris, así como los siete colores se reproducen en nuestro Ser a través de los Chakras. La energía del Sol es colorida, luminosa e ilimitada, tanto como combinaciones y permutaciones de todos los colores de la Creación.

Nadie puede decir con exactitud cuando el día comienza y cuándo termina, al igual que su influencia en la Tierra no puede ser contada y va más allá de lo que podemos imaginar: Él alimenta a todas las plantas, animales y humanos sobre la faz de la Tierra, es omnipresente y nutre a todos por igual. En cuánto el Sol brilla sobre el cielo, la actividad en la Tierra comienza.

Nos postramos ante el Dios Sol para que nos de su energía e inspiración cada día.

ASANA 4:

ASHWA SANCHALANASANA

“Aum Bhanave Namah

Om Hraim

Chakra Ajna, tercer ojo, azul índigo.

La palabra Bhanu significa luz, la luz del día. La oscuridad significa ignorancia, la luz, conocimiento. El Sol disipa la oscuridad para darnos luz. Es la Rueda de Luz (Adnya Chakra) que te guía para tomar la decisión correcta. Así que el Dios Sol es la fuente de la Iluminación en todos nosotros, es nuestro Maestro, nuestro ejemplo a seguir: realiza tus acciones bajo la claridad de su luz, cuida de todos, así como el Sol cuida de todos nosotros. No esperes nada a cambio al igual que el Sol no pide nada a cambio de ninguno de nosotros.

Nos postramos ante la Luz del Sol (Dnyan Surya) para que nos transmita su conocimiento, sabiduría e inteligencia.

ASANA 5:

MAKARASANA

“Aum Khagaya Namah

Om Hraum

Chakra Vishuddha, garganta, azul.

Kha significa “espacio” (Akash) y gama significa “ir”, “aquel que viaja por el espacio”. Indica la presencia del Sol, de sus rayos, su luz y su calor en todos los lugares del Universo. Al igual que no se puede encontrar el más mínimo lugar en el océano sin agua, lo mismo ocurre en el Universo con la luz del sol, no hay lugar dentro o fuera de nuestro cuerpo al que no alcancen sus rayos.

El Sol es el que nos recuerda el pasar de los días, y gracias a su transitar podemos medir el tiempo en días, semanas, meses y años. Él no se detiene jamás, nos recuerda con su ejemplo la importancia de no desperdiciar ni un minuto. Malgastar el tiempo en no hacer nada es como caminar más rápido hacia la muerte.

Le pedimos al Dios Sol que nos de energía para disfrutar cada día de nuestra vida y volcarnos en el servicio, a nosotros mismos y a los demás.

ASANA 6:

ASHTANGANAMASKARA

“Aum Pushne Namah

Om Hrah

Chakra Manipura, ombligo, amarillo.

La palabra “Pushan” significa “aquel que nutre”. El Sol es la fuente do todo alimento y medicina. El Prana procedente de la luz del Sol, de los alimentos, es la energía que da vida a nuestro cuerpo. Nos da inteligencia-sabiduría para percibir nuestros pensamientos, nuestro entorno y actuar adecuadamente. Por eso debemos estar agradecidos al Sol por proveernos alimento y debemos honrar, respetar y valorar la comida en nuestra mesa cada día.

El Sol, de manera directa e indirecta nos ofrece luz, calor y energía. Es el sostenedor de la vida.

Por eso agradecemos al Dios Sol por el alimento, la luz, el calor y la energía que nos brinda.

ASANA 7:

BHUJANGASANA

“Aum Hiranya Garbhaya Namah”

Om Hraam

Chakra Swadhisthana, hueso púbico, naranja.

La palabra “Hiranya” significa “oro, dorado”. El oro es precioso y codiciado por su pureza, es el mineral más puro de la Tierra, es el símbolo del Absoluto (PranTatwa). El Sol nos brinda oro puro, su fuego (agni) quema todas las impurezas alrededor del mineral, puliéndolo. La luz del crepúsculo es dorada, tiñendo con su resplandor todo el Universo, es por eso que esas horas son las más adecuada para la práctica y el estudio (sadhana/tapa).

La luz del Sol da nacimiento al Universo, haciendo todo visible, por lo que Hiranyagarbha representa el Útero Universal. El elemento Fuego está en todo el Cosmos: el centro de la Tierra y de los demás planetas es fuego, ardiente como el Sol, por eso giran alrededor de Él en sus órbitas, todos los planetas y estrellas provienen del Sol. El Sol es el Creador de todos los Seres vivos e inertes, es omnipotente. El ciclo de la Naturaleza (la lluvia, las nubes, los vientos, las cosechas) todo depende del Sol. Él simboliza el poder ilimitado, la energía y la autoridad.

Él es un Gran Maestro, por eso nos postramos ante Él y le pedimos que comparta con nosotros su energía y poder, para ser pequeños “soles” en la Tierra.

ASANA 8:

PARVATASANA

Aum Marichaye Namah”

Om Hriim

Chakra Vishuddha, garganta, azul.

Marich” significa “espejismo”. Como cuando caminando por el desierto a lo lejos se ve una laguna, en realidad son los rayos del sol y el calor los que crean la imagen, no hay realmente agua. De hecho, si tratáramos de acercarnos al agua, probablemente en el intento falleceríamos sedientos.

El dios Sol es el creador de todo tipo de imágenes, ilusiones buenas y malas. Él es el Origen de todo, las impresiones positivas y negativas de la vida. Nuestro punto de vista personal es muy limitado, tiende a concentrarse en una pequeña porción de tiempo y espacio, originando impresiones erróneas. Tenemos ideas equivocadas y en ocasiones perseguimos los sueños equivocados. A veces trabajamos duro para obtener cosas que en realidad no son lo que queremos ni necesitamos. No sabemos cuál es realmente el sentido de la Existencia y corremos el riesgo de transitar el camino equivocado y malgastar nuestra vida en vano.

Le pedimos al Dios Sol que nos libere de perseguir un espejismo.

El otro significado de la palabra “Marich” es “el que nos hace ser conscientes del pecado”, o “el poder que cura de la enfermedad”.

Le pedimos al Dios Sol que nos de claridad y entendimiento para discernir entre lo que es bueno y malo para nosotros.

ASANA 9:

ASHWA SANCHALANASANA

“Aum Adityaya Namah”

Om Hruum

Chakra Ajna, tercer ojo, azul índigo.

La palabra “Aditiya” significa “el hijo de Aditi”AdiMaya es la fuente, el origen y crecimiento de todo el Universo, Aditi es la Madre de todos los Dioses.“Aadi”“Aa” es la fuente primordial de la Creación, “I” es Ishwar, la Energía Creadora, el Poder Creativo. Aditi es la mujer/consorte de Bruhaspati, que simboliza el conocimiento encarnado. Él es el Guru, el que cuida de todos sus hijos, les protege de todo lo malo y les guía hacia la Verdad Absoluta. Él es el Guru de todos los Dioses.

El Sol es el hijo de Aditi y Bruhaspati, es el merecido hijo de los Padres Originales y el transmisor de todo su conocimiento, costumbres y tradiciones. Nosotros, como Humanidad, somos herederos de este Sagrado Linaje.

Nos postramos ante el Dios Sol como merecedores de este Linaje y le pedimos que nos guíe para usar esta sabiduría heredada en el día a día.

ASANA 10:

PADAHASTASANA

“Aum Savitre Namah”

Om Hraim

Chakra Swadhisthana, hueso púbico, naranja.

La palabra “Savita” significa “Madre”. Le debemos nuestro nacimiento y existencia al Dios Sol, que cuida de todos nosotros como una madre cuida de sus hijos. Una madre nunca desea que sus hijos atraviesen dificultades, siempre se ocupa de su bienestar, con todo el poder del que dispone. En este aspecto, el Sol simboliza a esa madre que siempre desea lo mejor para sus hijos, de la misma manera en que acudimos a una madre en busca de consejo en momentos de duda, podemos confiar en que el Sol siempre nos guiará por el camino que más nos convenga en cada situación.

Nos postramos ante el Sol para que nos ayude, como una madre, a cumplir nuestros propósitos.

ASANA 11:

HASTA UTTANASANA

“Aum Arkaya Namah”

Om Hraum

Chakra Vishuddha, garganta, azul.

“Arka” significa “extracto”. El Sol es la Existencia en su forma concentrada, es la Esencia de la vida. Es la luz que alumbra nuestro camino en la vida, es sabiduría, es un maestro, un ejemplo del arte de vivir. Es la actividad permanente siempre al servicio del bienestar de todos los seres sin esperar nada a cambio.

El Dios Sol realiza su labor, enorme e ilimitada, totalmente desapegado del resultado, sin expectativas, sin juzgar si el resultado de sus acciones es bueno o malo, Él se mantiene como un mero observador, sin involucrarse. De la misma manera en que la miel es la “esencia” de la flor, pero no puede ser encontrada en una flor, el Sol no puede ser encontrado en el resultado de sus acciones. De hecho, el Sol es el “actor”, la “acción” y el “resultado”.

El Sol nos muestra el camino de la Liberación, por eso le pedimos al Dios Sol que nos de la inspiración para seguir su ejemplo.

ASANA 12:

PRANAMASANA

Aum Bhaskaraya Namah”

Om Hrah 

Chakra Anahata, corzaón, verde.

La palabra Bhaskar significa “Prakasah”, “Tej”, con aspecto divino, con forma divina.

El Sol no tiene “forma de Dios” (para el hinduismo los dioses tienen forma humana o animal) pero es sin duda el Dios del Universo. Él es testigo de todas nuestras acciones físicas y mentales, Él observa todos nuestros actos dándonos alegría, satisfacción o arrepentimiento. Él nos guía, nos ayuda y nos inspira para que nos comportemos de una manera noble. Cuando aceptas su ayuda, y actúas de manera noble, conforme a unos valores universales, entonces, eres feliz en tu mundo interno y externo.

Para alcanzar  esta felicidad divina y satisfacción personal, nos postramos ante el dios Surya y realizamos Surya Namaskar.


Surya Namsakar es una oración activa en la que mostramos nuestra Gratitud ante el Gran Milagro de la Vida. Agradecemos por el día de ayer y por todas sus enseñanzas y pedimos bendiciones para el día que está por comenzar. Honrando cada mañana que nos despertamos con la oportunidad de aprender de esta maravillosa experiencia humana, honrando cada respiración cómo el auténtico regalo que en realidad es, honrando cada segundo de la Existencia como si fuera el último, valorando y agradeciendo todo lo que hace posible que TÚ, y que YO, y que cada Ser que te rodea este formando parte de esta Gran Bendición.

Aquí en Occidente a menudo se nos olvida, no creemos en Milagros y damos la vida por sentado, y más de uno se pasa todo el día quejándose y malgastando su tiempo, sin darse cuenta de lo afortunado que es por despertarse cada mañana y tener todo lo que necesita a su disposición, y lo peor de todo…sin darse cuenta de que el Tiempo no se detiene y no se puede recuperar.

Agradece cada mañana que sigues viv@, agradece cada respiración y date cuenta de lo AFORTUNAD@ que eres.

Vive la vida con una sonrisa y comparte esa sonrisa con todo lo que te rodea, o mejor aún, CANTA Y DANZA LA VIDA, porque que tú estés hoy aquí leyendo esto es un verdadero milagro.

HARI OM

TAT SAT

Comparte esta historia